Engendrar y alimentar,

producir sin apropiarse,

obrar sin pedir nada a cambio,

multiplicar sin gobernar…

Ésa es la virtud primigenia.

Tao Te Ching, X

LAO TSE

 

 

 

1 R – Yongquan / “Manantial floreciente”

Ubicado en el centro de la planta del pie. Masajear 100 veces presionando y aflojando o realizando pequeños círculos.

El aspirante a la máxima realización del Tao encontraba su camino únicamente a través de la introspección y la contemplación. Una Verdad que se hallaba en su interior; y también en el interior de todo lo que le rodeaba. Igualmente en una época, podríamos decir, post-taoísta y post-confucionista, la Verdad parece encontrarse a nuestro alrededor: en las estupendas espumaderas de Super Euro Zhang Sanfeng.

Más allá del desapego y la moderación, el imperio económico chino se reproduce plásticamente maravillando con un endeseamiento permanente; y sin embargo las palabras de Lao Tse podrían describir paradójicamente el sentimiento de tanto material humano en las cadenas de producción. Una banalidad candorosa por productos de bajo coste nos centra en el más eterno y verdadero presente: el de la fragilidad, la rompibilidad y el deseo rápidamente satisfecho. Si buscas un maestro, búscalo por favor en la sección de iluminación de tu bazar más cercano.

20 VB – Fengchi / “Estanque del viento”

Ubicado bajo la zona occipital, en las hendiduras formadas por las intersecciones de los músculos esternocleidomastoideos y los músculos trapecios. Masajear 36 veces en cada punto realizando pequeños círculos.

En el contexto de una verdad debordiana sostenida por la representación y el espectáculo, Fco. Javier Reina y Elia Torrecilla plantean Chinese Work a modo de propuesta site-specific para la sala MAG. Con el propósito de crear conocimiento aplicado por parte de la Universidad Miguel Hernández de Elche y generar un escaparate reflexivo por parte de Mustang Art Gallery, se plantea el proyecto de la Beca Puénting, un propuesta de profesionalización en el ámbito de la producción artística. Elia Torrecilla y Fco. Javier Reina, ganadores de la segunda edición de la beca, durante meses han estado trabajando meticulosamente en los talleres de la Facultad de Bellas Artes de Altea (UMH), casi emulando los sistemas de producción de las grandes marcas internacionales afincadas en el país asiático. Estableciendo las ecuaciones poética = proceso de producción y estética = proceso de consumo, estos artistas recién licenciados plantean una reflexión acerca de los nuevos sistemas de producción plástica; entendidos éstos como generadores de objetos de consumo para una industria cultural del souvenir y la mercancía.

4 IG – Hegu / “Fondo del valle”

Ubicado sobre el dorso de la mano en el punto más alto de montículo formado entre el índice y el pulgar. Masajear 36 veces en cada punto realizando pequeño círculos.

Desenrollar > Desembalar > Desembolsar > Grapar > Martillear > Plegar
900 bolsas de plástico + 2.000 zapatillas + 4.000 grapas + 4.000 golpes de martillo

A partir de la noción de détournement (desvío), Fco. Javier y Elia se apropian de la bandera de China para re-politizar una imagen mediática, construyendo así una vexilología donde el poliéster abandera un nuevo imperio del consumo. Tal y como la obra Title Arc del escultor Richard Serra constituyó entre 1981 y 1989 toda una controversia en torno al espacio público connotado (en este caso la Plaza Federal de Nueva York) [1], Chinese Work toma como punto de partida el contexto empresarial del calzado en Elche. Más allá del muro oscuro de Serra, la pared blanca del MAG se convierte en el escenario para el cruce de pulsiones y memorias en torno al consumo local vs transnacional. A partir de la exposición del trabajo realizado (una gran bandera china de 10 x 6 m construida a partir de zapatillas made in china) y del registro videográfico de su construcción, se explicitan de modo automático los dispositivos que generan una realidad contemporánea.

Una espumadera de plástico no parece prometer demasiado. Pero dejemos que sus consumidores le den el uso que consideren.

El consumo es la práctica diaria a través de la cual la fantasía se funde con la nostalgia en un mundo de objetos vueltos mercancía.

ARJUN APPADURAI

/ javi moreno

Artista plástico, profesor de la Facultad de Bellas Artes de Altea (UMH) y tutor de la Beca Puénting 2012



[1] El autor minimalista instaló en la Plaza Federal de NY una gran estructura de acero curvado de 36 m de largo x 3,5 m de alto. Con gran sobriedad constructiva Title Arc constituía una frontera física que no parcelaba la plaza ni impedía su circulación urbana; más bien provocaba una modificación en el tránsito por dicho espacio que, con el tiempo, comenzó a levantar todo tipo de ampollas. La polémica mediática se hizo eco de las voces de empleados institucionales de los edificios adyacentes, temerosos de que la obra se convirtiera en una herramienta delictiva para el tráfico de drogas, la práctica sexual pública e incluso los atentados terroristas. En su sencillez y en su impacto social, la escultura pública se descubrió como una barrera simbólica que generó durante años todo tipo de controversias y posiciones encontradas. Por ello, y como resultado de la fobia colectiva, Title Arc tuvo que ser desalojada y reinstalada en un parque, destruyéndose así parte de su significación específica.